Con la edad de la mujer  se producen cambios que van relacionados con la disminución de las hormonas, que son las encargadas de mantener los tejidos de la vagina en buen estado, esta falta hormonal, ocasiona relajación en estos músculos y resequedad en las mucosas, provocando dolor, ardor y otras molestias en la mujer e insatisfacción sexual en la pareja. En otros casos al toser, reír, correr  y otros pequeños esfuerzos hay pérdida de la orina que con el tiempo puede llegar a ser mayor cantidad, influyendo en la calidad de vida.   Hay otros factores que también pueden provocar estos problemas, en edades más jóvenes, como son los partos, traumatismos en estas áreas y pérdida de los ovarios por alguna causa.   Actualmente esto puede tratarse con el láser C02, pulsado y fraccionado, de 360° para rejuvenecimiento vaginal y de 45° para incontinencia urinaria, se realiza en la clínica, con anestesia local, es de recuperación inmediata, de 3 a 4 sesiones, 1 cada mes, dependiendo el caso,  los resultados son evidentes desde las primeras aplicaciones, evitando operaciones innecesarias.    El ginecólogo  deberá realizar una evaluación previa de la paciente, para descartar, afecciones vaginales y decidir en quienes es posible estas técnicas.  Otros servicios son, el blanqueamiento vulvar y anal, en los casos de oscurecimiento o melanosis en estas áreas, así como el tratamiento de las estrías en la piel provocados por los embarazos, obesidad y otras causas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *