La Microcolpohisteroscopia, es una técnica para el diagnóstico temprano de las lesiones preneoplásicas y condilomatosas del cérvix, desarrollada en austria en los años de 1940 y perfeccionada por el Doctor Jack Hamou en francia en 1980. Requiere de un entrenamiento adecuado y equipo apropiado. Permite identificar el tejido exocervical, la unión escamocilíndrica y el endocérvix. Siendo una de sus principales indicaciones; aquellos cambios que se desarrollan y que no pueden ser vistos por una colposcopia insatisfactoria, que van de un 15% a 25%, en las instituciones que se dedican a la patología cervical. Indicaciones: “por categoría, sistemática; se aplica en todos los casos de colposcopia atípica y citología anormal, selectiva; citologías compatibles con lesión de alto grado, lesiones exocervicales amplias, citologías alteradas con colposcopia normal, colposcopia atípica no decisoria con citología alterada, diagnóstico preterapéutico de persistencias y recidivas”, (patología y tratamiento del tracto genital inferior, pág. 23 y 24, edición 2000). Confiabilidad del 92.5% dexeus, et al, 1990. Sensibilidad del 99%, especificidad del 70%. Hunter & Tseng 1989.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *